La relación de la arquitectura urbana y la biodiversidad: las aves

24 Mar 2020

Según los datos de la ONU, hoy en día más del 54% de la población mundial reside en áreas urbanas y se espera que en el año 2050 este porcentaje aumente hasta el 68%. Esta expansión de las ciudades supone una pérdida de la biodiversidad, ya que se reducen las zonas salvajes. Aunque cada vez más se habla de arquitectura y sostenibilidad, no se hace sobre biodiversidad y su conservación y las actividades relacionadas con la urbanización o rehabilitación de los edificios. De hecho, normalmente la sostenibilidad de los edificios se mide por la huella de carbono y el ciclo de vida de los materiales, dejando de lado si se han tomado medidas que favorezcan la biodiversidad o como mínimo que no la deterioren.

Los animales que viven en zonas urbanas son diversos. Dependiendo de la zona geográfica, encontraremos un tipo u otro de especies. En el caso de los mamíferos, suelen predominar los roedores y, en menor medida, jabalís, zorros y conejos. En el grupo de los invertebrados, los insectos como moscas, mosquitos y escarabajos son los que abundan. Sin embargo, una de las especies de animales más conocida en las ciudades es también una de las más afectadas. Nos referimos a las aves, que encuentran en la destrucción de su hábitat natural la principal amenaza. Pero también se ven perjudicadas por la contaminación, el ruido, el electromagnetismo o la construcción de infraestructuras en entornos naturales, que provocan que haya un cambio en su comportamiento.

Tradicionalmente, la arquitectura favorecía de forma casual a la biodiversidad porque disponía de una gran cantidad de cavidades, muchas de ellas presentes en tejados o constituidas por cámaras de aire. Estas últimas, empleadas como mecanismo de aislamiento térmico, disponían de orificios de ventilación para permitir que la evaporación del agua pudiera entrar. La situación era ideal para las aves, ya que disponían de espacios para nidificar y de los orificios por los que acceder. Con el desarrollo de las láminas impermeabilizantes y los aislamientos térmicos, la arquitectura actual prescinde de la utilización de espacios ventilados y, por tanto, de la incorporación intencionada de orificios. El resultado es que las aves no encuentran en los edificios de nueva construcción el refugio y cobijo que encuentran en edificios de arquitectura tradicional.

Aves

Por todo esto, es importante que los arquitectos paisajistas tengan en cuenta la conservación del hábitat de las aves a la hora de diseñar nuevos edificios en las ciudades y piensen en espacios y estructuras adaptadas a sus necesidades. En esto juegan un papel muy importante las cubiertas verdes, ya que se consideran uno de los desarrollos más innovadores para la ecologización urbana y suponen una oportunidad para crear un nuevo entorno para las aves en espacios urbanos. Les proporcionan agua; alimento a través de bayas, insectos y semillas; espacio para anidar y las protegen de los depredadores. Además, su establecimiento aumenta la cantidad de espacio disponible para las aves migratorias, reproductoras y en peligro de extinción; y puede ayudar a mitigar la pérdida de entorno natural debido a la densificación. Sin embargo, no todas las cubiertas verdes tienen el mismo valor ecológico ni favorecen igual a la presencia de aves y a su cría. Esto depende del tipo de cubierta verde, del diseño, de la vegetación seleccionada y del mantenimiento. Todos estos aspectos se tienen que tener en cuenta para poder sacarle el máximo partido posible a las cubiertas verdes.

En España, la presencia de aves protegidas en edificios está regulada por el Decreto legislativo 2/2008, de 15 de abril, por el cual se aprueba el texto refundido de la Ley de protección de los animales, por la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del patrimonio natural y de la biodiversidad y por el artículo 334 del Código Penal. Este texto indica que no se puede llevar a cabo ninguna intervención que pueda afectar ni destruir ningún lugar de anidación o refugio.

 

El mantenimiento de la biodiversidad en las ciudades es beneficioso para la calidad de vida de sus habitantes, tanto desde un punto de vista ambiental como sociocultural. Ciertas especies, muchas de ellas dependientes de las construcciones arquitectónicas, son esenciales para el equilibrio del ecosistema de la ciudad. Además, vivir cerca de zonas verdes que tienen una mayor biodiversidad ayudan a mejor la salud física y mental de los ciudadanos.

Desde ISOPAN, se ofrecen soluciones como GREENFOOF, un sistema innovador que integra el panel sándwich de ISOPAN con los diferentes elementos propios de una cubierta semi-intensiva o extensiva, con el que se pueden instalar cubiertas verdes.

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER PARA ESTAR AL DÍA SOBRE NUEVOS PRODUCTOS, SERVICIOS Y ACTIVIDADES DE ISOPAN

ES © 2016 Manni Group S.p.A | N.I.F. 00286420609

Privacy Policy