¿Cómo se enfrentan las ciudades españolas al cambio climático?

19 Nov 2019

El cambio climático es un hecho indiscutible hoy en día. Es por eso, que las ciudades tienen que plantear ciertas medidas para adaptarse a los cambios que conlleva e intentar mitigarlo. A continuación, se presenta una lista de ciudades españolas que trabajan este aspecto desde diferentes ámbitos.

Barcelona

La  ciudad  ha puesto en marcha una serie de acciones para hacer frente a los problemas de calidad de aire relacionados con la movilidad, la calidad del aire y la autosuficiencia energética. El transporte a motor en la ciudad de Barcelona es considerado como  la  principal  causa  de  emisiones  y  de afección a la calidad del aire y supone el 22,6% del consumo de la energía.

En este sentido, Barcelona ha establecido como objetivo reducir sus emisiones generadas y alcanzar una mejora de la calidad  del  aire. Ahora se encuentra en fase de elaboración de un nuevo Plan de Movilidad Urbana (2019 – 2024), tras haber vencido en 2018 el anterior. Mediante el plan se pretende instaurar una movilidad segura, sostenible, equitativa y eficiente. El programa de “Supermanzanas” o “Superilles”, directamente relacionado con la movilidad y contaminación del aire, persigue redistribuir los espacios públicos de la ciudad, los cuales en la actualidad se encuentran reservados en un 60% a los vehículos y zonas de paso.

Estas son algunas acciones que la ciudad ha puesto en marcha:

  • Elaboración y puesta en marcha de un Plan de Mejora de la Calidad del Aire (2015 – 2018)
  • Elaboración de un Plan de Energía, Cambio Climático y Calidad del Aire (2011 -2020)
  • Puesta en marcha e implantación del Programa Supermanzanas o Superilles
  • Elaboración y publicación del Plan Clima de Barcelona
  • Desarrollo de una Estrategia de Barcelona Smart City, situando a la ciudad como una de las punteras en la materia

Madrid

Entre las consecuencias del cambio climático en la ciudad de Madrid se encuentran: la reducción y cambio de los patrones de precipitaciones, el aumento de episodios climáticos extremos, incremento del número y la duración de las olas de calor y la degradación de ecosistemas naturales. A estos se les suman efectos sobre la salud humana, el agua o el funcionamiento de los edificios.

Madrid presentó en septiembre de 2017 el Plan de Calidad del Aire y Cambio Climático (Plan A), cuyo objetivo es garantizar la salud de los madrileños frente al reto de la contaminación y fortalecer a la ciudad frente a los impactos del cambio climático, con objetivos a 2020 y 2030. Las 30 medidas de este plan incluyen temas vinculados a la movilidad, transporte, eficiencia energética y energías renovables, reducción de emisiones de gestión de residuos, incorporación de criterios de sostenibilidad en la contratación municipal o sensibilización ambiental.

Como parte de este Plan A, y en el marco de una estrategia local de adaptación frente a los efectos del cambio climático, el Ayuntamiento ha puesto en marcha el proyecto Madrid + Natural, una red urbana de16 soluciones naturales. En concreto, algunas de las acciones puestas en marcha han sido: instalación de cubiertas verdes, mejora de un espacio público mejorando las condiciones micro climáticas y proceso de renaturalización del tramo urbano del río Manzanares.

Murcia

La ciudad se encuentra ubicada en la región que más se verá perjudicada por el cambio climático, según afirma el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático. En el año 2016, Murcia llevó a cabo un análisis de los riesgos climáticos a los que han de hacer frente seis sectores estratégicos previamente seleccionados: agua, medio natural, agricultura, salud y urbanismo. En junio de 2018 el Municipio de Murcia presentó la Estrategia de Adaptación al Cambio Climático del Municipio de Murcia a 2030.

Pamplona

La ciudad se enfrenta a una demanda creciente de energía debida, en mayor medida, al transporte. El Plan de Acción para la Energía Sostenible del Ayuntamiento de Pamplona tiene como objetivo posicionarse en la lucha contra el cambio climático y establecer un calendario de actuaciones dirigidas a la mitigación de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), así como dar los primeros pasos que permitan la adaptación a los efectos de este fenómeno climático.

Estas son algunas de las acciones que la ciudad ha puesto en marcha:

  • Inventario de emisiones de la ciudad de Pamplona y el Ayuntamiento.
  • Movilización de la sociedad civil a través de la Agencia Energética Municipal, entre otras.
  • Fomento del Servicio de Energía Verde.
  • Creación de una Comercializadora Municipal de Energía encargada de suministrar energía verde al Ayuntamiento de Pamplona, así como a consumidores individuales.

Sevilla

La ciudad presenta una importante susceptibilidad climática, debido a su situación geográfica y dinámica territorial. Los principales impactos esperados del cambio climático en la ciudad serán una tendencia de aumento de temperaturas, aumento de la frecuencia de olas de calor, un descenso en las precipitaciones medias, aumento de la torrencialidad y alta incidencia de periodos de sequía prolongada.

Algunas de las 21 medidas que forman parte del Plan de Acción por el Clima y la Energía sostenibles son:

  • Estructurar la acción climática en la ciudad para disponer de una base coherente con la que promover la implicación activa de Sevilla en distintos foros.
  • Acciones dirigidas a los gestores de la administración local y a los agentes económicos locales y ciudadanía.
  • Implantar incentivos fiscales y bonificaciones para favorecer la adecuación de las instalaciones a las nuevas condiciones climáticas, desarrollar actividades de I+D+i y promover las buenas prácticas.
  • Instalación de pequeños jardines en balcones, calles, terrazas y patios de la ciudad y colocación de pantallas y cubiertas vegetales en edificios municipales.
  • Recuperación y acondicionamiento de las riberas y cauces.
  • Completar el sistema de drenaje urbano con una completa red de sistemas de almacenamiento para optimizar la recogida y posterior aprovechamiento de aguas pluviales.

Vitoria

La ciudad se encuentra ejecutando la Estrategia de Infraestructura Urbana Verde, lanzada en 2012 y el Plan de Movilidad Sostenible, lanzado en 2007. Tanto la Estrategia como el Plan responden a una serie de retos y desafíos de tipo climático que se manifiestan en cambios en el patrón de precipitación, el aumento de la temperatura y el aumento del riesgo de inundaciones. En este contexto, la ciudad de Vitoria considera importante crear áreas verdes que reduzcan  estos impactos y que ayuden a promover la conservación, conectividad y mejora de la biodiversidad, relevantes tanto para la mitigación como para la adaptación al cambio climático.

 

Crédito de imagen: Agencia de Ecología Urbana de Barcelona. Superilla del barrio de Poble Nou.

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER PARA ESTAR AL DÍA SOBRE NUEVOS PRODUCTOS, SERVICIOS Y ACTIVIDADES DE ISOPAN

ES © 2016 Manni Group S.p.A | N.I.F. 00286420609

Privacy Policy