Educación y aulas ambientales

20 Feb 2019

La educación se ha convertido en una herramienta básica para ir hacia un futuro sostenible y que nos sirve para entender cómo nuestras acciones tienen un impacto directo en nuestro entorno. Se trata un proceso que permite a las personas explorar y participar en la resolución de problemas ambientales, y tomar medidas para mejorar el medio ambiente. Como resultado, los individuos desarrollan una comprensión más profunda de los problemas ambientales y tienen las habilidades para tomar decisiones informadas y responsables.

Los componentes de la educación ambiental son:

  • Sensibilización y sensibilidad por el medio ambiente y retos ambientales.
  • Conocimiento y comprensión hacia el entorno y sus desafíos.
  • Actitudes de preocupación por el medio ambiente y motivación para mejorar o mantener la calidad ambiental.
  • Habilidades para identificar y ayudar a resolver desafíos ambientales.
  • Participación en actividades que conducen a la resolución de retos ambientales.

Cabe mencionar que la educación ambiental no defiende un punto de vista en particular, sino que enseña a las personas a valorar los diversos aspectos de un problema a través del pensamiento crítico para mejorar sus propias habilidades de resolución de problemas y de toma de decisiones.

Así pues, se puede decir que la educación ambiental es más que información sobre el medio ambiente. A continuación, te mostramos un cuadro resumen con las principales diferencias:

Las aulas ambientales son un componente clave y esencial para llevar a cabo y promover esta cultura de la sostenibilidad a través de la participación vecinal. Se entienden como una estrategia de educación ambiental que busca fortalecer la apropiación social del territorio desde escenarios ambientales, a través de acciones pedagógicas que incidan en la mejora de las relaciones entre los seres humanos y su entorno, desde una visión de ciudad. Estos espacios públicos son adecuados y favorables para la promoción de la investigación en este campo y el aprovechamiento del tiempo libre.

Tal y como explica el Ayuntamiento de Barcelona, estos servicios se sitúan en los centros cívicos de los diferentes barrios o distritos de las ciudades. Organizan actividades, visitas y talleres; ofrecen recursos y ceden espacios. Todo esto se hace con el fin de contribuir a la formación de seres humanos comprometidos, responsables y armónicos con su entorno, que buscan la transformación de la cultura ambiental de las comunidades. Es el caso del Aula Ambiental del Bosc Turull, el Aula Ambiental de la Sagrada Família, el Aula Ambiental de Les Corts y el Espacio Lúdico Ambiental LaLudo en el Parque de la Ciutadella.

El aula ambiental también tiene que ver con el equipamiento proyectado desde una visión planificadora de la ciudad y especialmente de la comunidad. Ésta se concibe  fundamentalmente como un espacio público de encuentro ciudadano, de convivencia, de apreciación estética, de aprendizaje y desarrollo.

Si quieres saber más sobre educación ambiental:

Si quieres conocer los programas de educación ambiental que se promueven:

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER PARA ESTAR AL DÍA SOBRE NUEVOS PRODUCTOS, SERVICIOS Y ACTIVIDADES DE ISOPAN

ES © 2016 Manni Group S.p.A | N.I.F. 00286420609

Privacy Policy