Buenas prácticas

La educación se ha convertido en una herramienta básica para ir hacia un futuro sostenible y que nos sirve para entender cómo nuestras acciones tienen un impacto directo en nuestro entorno. Se trata un proceso que permite a las personas explorar y participar en la resolución de problemas ambientales, y tomar medidas para mejorar el medio ambiente. Como resultado, los individuos desarrollan una comprensión más profunda de los problemas ambientales y tienen las habilidades para tomar decisiones informadas y responsables.

Los componentes de la educación ambiental son:

Las cubiertas verdes han pasado de ser una moda a convertirse en una necesidad, dada la situación medioambiental de nuestro planeta. El aumento de todo lo ecológico y el desarrollo sostenible  ha supuesto que países como Francia o Dinamarca tengan leyes que vigilen para que en las azoteas haya cubiertas verdes en lugar de baldosas y gravilla. Y otros como Suiza, Suecia y Noruega empiezan a utilizar este tipo de cubiertas para combatir la contaminación y oxigenar el ambiente en las áreas de mayor población.

La arquitectura está directamente vinculada a las personas. Desde que somos pequeños, nos atrevemos a transformar nuestro entorno más inmediato a través del juego. Cuando somos mayores, tenemos que decidir sobre los espacios que habitamos o nos interpelan como ciudadanos a participar activamente en las decisiones que afectan al diseño de los entornos urbanos.

Luís Filipe Gonçalves Mendes és Profesor e Investigador de pie en el Instituto de Geografía y Ordenación del Territorio de la Universidad de Lisboa. Desde 2003, realiza funciones de Investigador permanentes en el Centro de Estudios de Geografía de la Universidad de Lisboa (CEG / UL) de IGOT, donde ha desarrollado la investigación en los campos de Estudios Urbanos (en particular, gentrificación y regeneración urbana). Es autor de más de un centenar de títulos.

Los cerdos son animales que buscan el máximo confort. Eso se consigue, entre otras cosas, con unas instalaciones limpias, seguras y con una adecuada temperatura durante todo el año. La construcción de las fachadas y cubiertas de las granjas, aunque no es el único factor, influye determinantemente en conseguir un confort óptimo para los animales, que permitan que los edificios donde habitan sean eficientes y productivos. En este sentido, Isopan ofrece paneles aislantes que se componen de una espuma rígida de poliuretano, revestidas con dos chapas.

La creación de cubiertas verdes prolifera en las ciudades. La re-naturalización de las terrazas es una manera de preservar el medioambiente ya que la vegetación ayuda a reducir el CO2 y a filtrar el aire. Además, se optimiza el aislamiento térmico y acústico del edificio sobre el que se instala. Pero ¿qué aspectos deben considerarse en la instalación de una cubierta vegetal? 

ES © 2016 Manni Group S.p.A | N.I.F. 00286420609

Privacy Policy