La arquitectura vegetal promueve la creación de ciudades verdes

11 Jan 2019

La arquitectura vegetal es conocida como arquitectura natural o arquitectura viva, y consiste en la práctica de crear estructuras con árboles vivos y otras plantas leñosas a través de la capacidad de autoinjerto que poseen algunas especies y que permite crear diversas formas. Las más comunes son los jardines verticales y las cubiertas verdes.

Las razones que han llevado a un aumento de su uso y aplicación tienen relación con sus ventajas: ahorro energético, absorción de CO2, integración en el paisaje, autorreparación o bajo impacto ambiental son algunos ejemplos.

Desde los orígenes de la arquitectura, la vegetación ha formado parte de ella y ha estado presente en diversas tradiciones constructivas: desde las cabañas primitivas, los puentes de raíces vivientes de la India o los jardines europeos medievales hasta la arquitectura orgánica del siglo XX.

La introducción de elementos vegetales en edificios y zonas urbanas permite no solo ciudades verdes, sino también edificios más eficientes y entornos más saludables. Se ha demostrado que las personas que viven rodeadas de áreas verdes tienen una mayor longevidad y una mejor calidad de vida.

En un mundo en el que en el 2050, alrededor del 70% de la población vivirá en ciudades, es importante pensar en cómo el crecimiento de estas ciudades tendrá un impacto en la biodiversidad y qué recursos se podrían aprovechar para proporcionar eficiencia energética. En este contexto, los elementos vegetales son básicos en las llamadas ciudades verdes que están comprometidas con la sostenibilidad: desde fachadas, jardines verticales y cubiertas verdes hasta sistemas de almacenamiento de alimentos y energía o corredores naturales son algunas de las soluciones que se plantean.

Los elementos vegetales en ciudades verdes aportan los siguientes beneficios:

  • Fomentan los encuentros al aire libre y las relaciones sociales

Las zonas verdes promueven la vida al aire libre y el encuentro social. Los niños y niñas quedan y juegan en el parque, las familias dejan que sus hijos se diviertan con otros compañeros y las personas adultas escogen este tipo de espacios para hacer ejercicio o descansar.

  • Disminuyen la contaminación

El conjunto de parques, jardines y arboledas regula la temperatura y la humedad del ambiente, producen oxígeno, filtran la radiación solar y reducen la contaminación acústica. Además, ayudan a la conservación de la biodiversidad de la propia ciudad.

La implementación de fachadas verdes en edificios reduce la contaminación urbana. Los elementos de vegetación de las fachadas pueden filtrar los contaminantes, reduciendo la concentración local de partículas del casco urbano entre un 10% y un 20%.

  • Reducen el impacto acústico

Las fachadas verdes pueden reducir el nivel general de ruido, absorbiéndolo y evitando su impacto en la salud humana.

  • Producen un efecto psicológico positivo en los habitantes y en su salud física

La presencia de entornos naturales fomenta la creatividad y las capacidades mentales y afectivas. Asimismo, el contacto cotidiano con este tipo de entornos y su interacción hace que los ciudadanos sean más conscientes de la importancia de cuidar el medioambiente y, por lo tanto, aumenta su conciencia ecológica.

Por otra parte, vivir rodeado de espacios verdes invita a salir a la calle, a pasear e incluso a practicar deporte. Además, el aire que se respira en una ciudad donde se vive rodeado de árboles es mucho más limpio, lo que repercute directamente en la salud, sobre todo en personas con problemas respiratorios.

  • Rebajan el consumo de energía

Las fachadas y las cubiertas verdes mitigan los altos niveles de radiación solar. En ciudades densas, pueden reducir la temperatura ambiente en 10ºC, mientras que el consumo de energía se reduce entre un 2% y un 8%.

 

Sin embargo, cabe mencionar que todas estas soluciones deben ir acompañadas de proyectos más allá del centro urbano, que lleguen a los barrios de la periferia. De esta manera, se pueden crear ciudades verdes con condiciones óptimas para garantizar la sostenibilidad y reducir el impacto ambiental.

Desde ISOPAN, queremos fomentar la creación de este tipo de ciudades. Para ello, ofrecemos el producto ISODECK PVSTREEL, ideal para cubiertas verdes extensivas o semi-intensivas. Aquí te explicamos qué tienes que tener en cuenta si estás pensando en instalarte una.

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER PARA ESTAR AL DÍA SOBRE NUEVOS PRODUCTOS, SERVICIOS Y ACTIVIDADES DE ISOPAN

ES © 2016 Manni Group S.p.A | N.I.F. 00286420609

Privacy Policy